Océane Vellut.

#Voto

#Religiosidad

#ComportamientoPolítico

#ParticipaciónPolítica

El voto religioso no es siempre un voto por partidos de derechas en Francia, aunque de manera general lo es (Tabla 1). Los resultados de la sexta ola de la Encuesta Social Europea demuestran una conclusión sorprendente… La clase de los empleados es la que se siente sorprendentemente religiosa por lo tanto votan de manera equitativa por partidos de izquierdas y de derechas. En ese sentido, parece que, a la hora de decidir el voto, el clivaje social y religioso influyen de la misma manera en el voto. O sea, la relación entre religiosidad y voto por partidos de derechas no parece tan sistemática.

¡Voto religioso, no es siempre un voto de derechas! Esta declaración bastante extraña lo parece aún más, al salir de las últimas elecciones presidenciales en Francia[1]. Este periodo electoral fue marcado por una notable activación del clivaje religioso. Además del clivaje social que suele ser activado en Francia durante los periodos electorales, esta vez el religioso desempeñó también un papel. Una parte de la campaña electoral rodeaba alrededor de los temas de laicidad y de las ideas que tenían cada candidato de esa misma.

La ciencia política se centró bastante en la influencia del voto religioso y del voto de clase de manera separada. Los pocos estudios transversales concluían que el voto religioso a menudo derivaba del voto de clase y que el sentimiento hacia la religión de los individuos estaba influido por la clase social. En ese sentido, Siegfried relacionaba la decisión de voto con el tamaño de la propiedad del individuo y su tipo de vivienda[2]. Según Siegdried, cuando las viviendas están agrupadas eso permite el desarrollo de una vida de pueblo y de una conciencia de clase entre los pequeños propietarios, una descristianización y una cierta autonomía en cuanto a las figuras de autoridad; al fin y al cabo, favorece el voto por fuerzas progresistas, así pues, más de izquierdas.

Al mirar la sexta ola de la Encuesta Social Europa, varias conclusiones llaman la atención. En Francia, los empleados sienten un sentimiento religioso muy cerca del de los autónomos, por lo tanto, su voto (el de los empleados) se reparte de manera equitativa entre partidos de derechas y de izquierdas, aunque los autónomos votan mayoristamente por partidos de derechas (Tabla 2). Para esta clase social, la idea de Lazarsfeld no es tanta representativa “una persona piensa políticamente como es socialmente”[3]. En este caso, los votantes empleados no parecen prisioneros de su posición social.

Lipset y Rokkan analizaron la dinámica de los clivajes (un clivaje es un conflicto de origen histórico que divide a los ciudadanos en grupos sociales con interés contrapuestos y los aliena por los partidos políticos). Trataron cuatro clivajes, en el caso del voto de los empleados en Francia, es interesante focalizarse en el social y religioso[4]. Por lo tanto, Cordero en su análisis de la religiosidad explicó que en Europa no se puede hablar de clivaje religioso sino de voto religioso (“no se define meramente por la simple conexión entre un elemento estructural como ser católico, protestante o no creyente y votar a un determinado partido. Pertenecer o no a una confesión, practicar o no sus preceptos, confiar o no en las instituciones que las sustentan, o creer o no creer en sus dogmas tiene consecuencias en la conformación de un conjunto de actitudes y de valores que pueden encontrar un reflejo en la arena política, también a través del comportamiento electoral. La religiosidad encuentra de esta manera conexiones con la esfera pública, a pesar de que estas conexiones no sean tan determinantes como un siglo atrás”[5]).

Al tratar de voto de clase y de voto religioso, se podría decir en el caso de los empleados que hay una yuxtaposición[6] de ambos votos a la hora de decidir de su voto. Esta yuxtaposición es una manera de entender la repartición casi equitativa de los votos, aunque más del 50% de los empleados se sienten bastante religiosos[7] (Tabla 3). Lo que parece determinante a la hora de decidir de su voto es la activación o no de la variable religión o social por los políticos en la campaña electoral. Teniendo en cuenta, la repartición de las variables social y religiosa para los empleados, su voto resulta claramente de una estrategia top-down de los políticos (“élites influyen en la agenda política”)[8].

En Francia, el voto religioso aumenta de nuevo desde los años 1990 y la polarización del parlamento sobre temas religiosos y morales se encuentra superior a la media europea en 2014[9]. La relación entre el voto y la activación de variables sociodemográficas por los políticos parece ser relevante en Francia. La gente vota en función de los temas presentes en la agenda política y sus determinantes sociodemográficos.

En resumidas cuentas, los empleados beneficiando de una yuxtaposición de las variables sociodemográficas van a orientar su voto en función de los temas que les llaman más la atención. Al demostrar y tener en cuenta la posibilidad yuxtaposición de las variables sociodemográficas no es posible relacionar siempre el voto religioso con un voto de derechas.

 

ANEXO
 

 

 

Referencias:
  • [1] Bonzon  Ariane,     Cassely    Jean-Laurent,    “Comment    la    campagne    a    dépassé    le     simple     clivage «laicards»/ « islamogauchistes»”, Slate.fr, 21 de Abril de 2017.
  • [2] Siegfried, A., Tableau politique de la France de l’Ouest sous la III République, 1913 ; citado por Pinson, Gilles, Introduction à la Science Politique, « Acteurs et action politique, l’engagement politique », clase de primer grado en Sciences Po Bordeaux, 2016.
  • [3] LAZARSFELD, PAUL, BERELSON, HAZEL GAUDET, The People’s Choice: how the voter makes up his mind in a presidential campaign, 1944.
  • [4] LIPSET, Seymour Martin, ROKKAN, Stein, “Cleavages Structures, Party System, and Voter alignments”, Oxford University Press, 1990.
  • [5] CORDERO, Guillermo, “Religiosidad y voto religioso en 34 democracias europeas”, Revista Española de Ciencia Política, 2014.
  • [6] LIPSET, Seymour Martin, ROKKAN, Stein, “Cleavages Structures, Party System, and Voter alignments”, Oxford University Press, 1990.
  • [7] Tabla, elaboración propia a partir de datos de la sexta ola de la Encuesta Social Europea, 2014.
  • [8] Lorente Javier, Elecciones y comportamiento político, “La teoría de los clivajes. El voto de clase.”, Universidad Autónoma de Madrid, 5 de octubre de 2017.
  • [9] CORDERO, Guillermo, “Religiosidad y voto religioso en 34 democracias europeas”, Revista Española de Ciencia Política, 2014.