Claudia Luquero, Pablo Maciá Planelles, Sergio Macipe Feito, Luis Mariscal Ávila

La llegada del presidente número 45 a la Casa Blanca fue un hecho histórico. No sólo por la influencia que ejerce esta potencia a nivel global, sino porque el movimiento liderado por Donald John Trump ha marcado un antes y un después en la política estadounidense, siendo uno de los mayores exponentes del populismo. El populismo es un movimiento caracterizado por ser una estrategia política, carente de un corpus ideológico concreto, apoyada en un líder carismático y fuerte. El “Trumpismo” fue un movimiento rupturista con la tónica dominante de la política estadounidense, por lo tanto, en el presente trabajo, analizaremos las características de los votantes que hicieron posible el triunfo de Donald Trump. 

Donald John Trump, tras licenciarse en economía, se hizo cargo de la empresa familiar de bienes raíces y construcción, que tras su gestión empresarial, la convirtió en una de las empresas más poderosas del país, The Trump Organization. No obstante, para alcanzar sus últimos objetivos empresariales, era necesaria su participación directa en el mapa político estadounidense. Realizando este post en 2020, sabemos que no solo ganó las elecciones de 2016, sino que en la actualidad se ha presentado como candidato a las elecciones de 2020, pero, ¿quiénes son sus votantes? 

LAS CARACTERÍSTICAS DE SUS VOTANTES

Según World Values Survey (World Values Survey Wave 7: 2017-2020), el votante de Trump, en términos genéricos, es un defensor de la cultura armamentística de EEUU, con una visión negativa de la inmigración, siendo a su vez, un defensor de una economía liberal, basada en una menor carga impositiva, y, por último, se puede caracterizar como un férreo defensor de la religión, ya sea de la religión católica o, como el líder del partido republicano, de la religión protestante. 

En primer lugar, sus votantes defienden la no restricción del uso de las armas para su propia protección. Una costumbre americana que se remonta a la Independencia Americana, y que se consagró como derecho en la segunda enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Gráfico 1: Portación de armas de los votantes. 

Fuente: Elaboración propia con datos del World Values Survey.

*Podemos observar en el gráfico 1 que la mayoría de los encuestados portadores de armas son votantes republicanos. Asimismo, aquellos que no portan un arma para defenderse son votantes demócratas. Esto refuerza la hipótesis de que los votantes de D. Trump se caracterizan por una defensa de la cultura armamentística.

En segundo lugar, los votantes de Trump, se han visto afectados de forma negativa por la globalización, debido a la fuerza laboral de los inmigrantes, pero que, además, el contexto islámico, y la guerra de Occidente contra Oriente, ha sido un discurso muy utilizado por Trump para conseguir el apoyo de una sociedad que ha sido blanco de numerosos ataques, tanto dentro como fuera de sus fronteras terrestres.

Gráfico 2: Percepción de los votantes sobre la inmigración.

Fuente: Elaboración propia con datos del World Values Survey.

*La mayoría de los republicanos encuestados considera que la inmigración incrementa el riesgo de terrorismo, mientras que la minoría de los mismos, “no está de acuerdo”. Por otro lado, los votantes demócratas muestran una actitud indecisa, no pudiendo dar una respuesta clara ante esta cuestión. 

En tercer lugar, los votantes han visto en Trump al líder fuerte y carismático capaz de gestionar las cuentas estatales, de la misma forma en la que gestionó su patrimonio. Un líder que en numerosas ocasiones se ha visto involucrado presuntamente en fraude fiscal y que al mismo tiempo, ha disminuido de forma notable los impuestos sobre las rentas altas de su país, defendiendo esta medida como la necesaria para crear riqueza y empleo. 

Gráfico 3: Percepción de los votantes sobre el impuesto a los ricos.

Fuente: Elaboración propia con datos del World Values Survey.

*Podemos observar que la mayoría de los votantes republicanos piensan que no es esencial el subir impuestos a las grandes fortunas, a diferencia de los votantes demócratas que consideran que sí es esencial. 

En último lugar, el carácter religioso de sus votantes. Por un lado, tenemos a la religión católica, la cual es predominante en el país. No obstante, el Presidente, se considera así mismo como presbiteriano, es decir, protestante. Asegura que la religión es algo maravilloso, tanto la religión cristiana, como la protestante, defendiendo también el judaísmo, religión de su hija Ivanka. De esta forma, el votante religioso ve en Trump una figura que defenderá sus intereses religiosos, ya sea católico, protestante, o judío. 

Gráfico 4: Intención de voto en relación a la religión.

Fuente: Elaboración propia con datos del World Values Survey.

*Los católicos y protestantes representan la mayoría de votantes del partido Republicano, mientras que la mayoría de votantes demócratas no se denominan de ninguna religión. 

Por consiguiente, los votantes conservadores, tanto en lo económico como en lo social, atemorizados por las amenazas exteriores, han visto en Trump, un líder fuerte capaz de combatir la globalización, lo que le ha llevado a la Casa Blanca, revolucionando totalmente la política norteamericana. 

BIBLIOGRAFÍA 

Michael Wolff (2018). Fire and fury 

Elliberal 

Otalora, A. U. (2017). El populismo como vanguardia del desencanto político en Europa: el fenómeno” Podemos” en España. 

World Values Survey (World Values Survey Wave 7: 2017-2020)